Pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santo. – 1 Tesalonicenses 1:5

La Prioridad de Enseñar La Palabra

La mayoría de la gente que de algún modo, aun remotamente está familiarizada con Calvary Chapel; muy probablemente nos identificaría como un ministerio que enseña la Biblia. Eso es correcto, la exposición Bíblica es una de las características del ministerio de Calvary Chapel. Tristemente éste no es el caso con gran parte de la iglesia hoy en día, de hecho, algunas iglesias se mofan de la idea. Ellos no pueden imaginar hacer algo tan pasado de moda y anticuado como enseñar la Biblia.

Porque los Cristianos no han sido instruidos en la Palabra de Dios es que ellos no pueden ser la luz del mundo y la sal de la tierra; y subsecuentemente la iglesia está siendo pisoteada por el hombre. Cuando veo iglesias convertidas en centros de exhibición artística, restaurantes, condominios o hasta mezquitas, pienso en las solemnes palabras de Jesús: “Si la sal pierde su sabor…… sirve…. para nada.” Predique y enseñe la Palabra – ¡La propia vida de la iglesia depende de eso! – tiene el poder de cambiar vidas, de salvar vidas y dar vida.

Estudia Para Presentarte Aprobado.  

Puesto que Dios nos ha llamado a ser maestros de la Palabra, debemos ser estudiantes de la Palabra. Estudie su Biblia. Conozca su Biblia por encima de todo lo demás. Vaya a través de ella meticulosamente, léala, medite en ella, estúdiela y memorícela, este es nuestro llamado

La responsabilidad primaria del pastor es enseñar la Palabra de Dios al pueblo de Dios, así que como Pablo le dijo a Timoteo: “Estudia, para presentarte a Dios aprobado” y ¡Predica la Palabra!

La Palabra y El Espíritu

Algunos prestan poca atención a la dimensión espiritual, pero en mi opinión es la esencia misma de enseñar la Palabra. Me refiero al elemento profético. Yo creo que el ministerio de enseñanza modelado por el pastor Chuck es único en muchos sentidos, no solamente porque él deliberadamente va a través de la Biblia entera verso por verso,  capítulo por capítulo, libro por libro,  sino también porque mientras él enseña hay una dependencia en el Espíritu Santo para iluminar y aplicar la Palabra a las vidas de los oyentes. El estudio de la Biblia no se ve como un fin en si mismo sino como un medio para el grandioso fin de amar, adorar y servir a Dios. Esto es lo que pasa cuando el Espíritu trae a vida la Palabra a los corazones de su gente. Este es el porque debemos siempre mantener una dependencia en el Espíritu Santo mientras enseñamos la Palabra.

Debemos hacer nuestro mejor esfuerzo en preparar no solamente nuestra mente sino también nuestros corazones para que haya una sensibilidad al Espíritu Santo y una apertura para ser guiados por el Espíritu mientras enseñamos y predicamos la Palabra. Esta apertura al Espíritu, creo yo, explica mejor lo que ha pasado con el ministerio de Calvary Chapel. Dios ha tomado hombres ordinarios, los ha llenado con Su Espíritu y ha puesto Su Palabra en sus bocas.

Dios quiere usarte

Para mí, el gran distintivo de Calvary Chapel es que es un ministerio hecho por Dios. Somos gente que ha sido tocada por Dios y la explicación para la obra que Él está haciendo en este ministerio no está en nosotros sino en Él.


Los artículos presentados en esta página son un resumen del libro escrito por el Pastor Brian Brodersen en el contexto de ministerio de Calvary Chapel y para pastores de Calvary Chapel. Todo verdadero ministerio emana de una fundación bíblica y por lo mismo se ha buscado delinear un cuadro de ministerio que aplique aun más allá de líneas denominacionales. Brian Brodersen, Noviembre 2007.